Un hombre fue atrapado siendo infiel con una mujer joven; pero su excusa era firme y de hierro.

Las historias en internet abundan y no podemos saber si todas son ciertas. La siguiente, de todas formas, tiene un final impredecible. Una mujer llegó temprano a su casa luego de trabajar y encuentra a su esposo teniendo relaciones sexuales con una hermosa y delgada joven chica.

Cómo era de esperar, estaba totalmente furiosa. “Cerdo, cómo pudiste hacerme esto”, gritó.”Siempre fui fiel. Me llevaré a los niños”, lo amenazó.

El hombre trata de calmarla: “Querida, por favor espera, puedo explicarte todo. Sólo escúchame un minuto, por favor”.

“Ok”, sollozó su esposa, “pero estas serán las últimas palabras que me dirás“.

El hombre tomó aire y comienza su historia.

“Estaba conduciendo hacia la casa y me detuve en un semáforo. Esta joven mujer se acercó a mí y preguntó si la podía llevar. Se veía tan indefensa y lastimosa que no puede decirle que no”

“Noté que se veía muy delgada y que su ropa estaba sucia. Me dijo que no había comido en días. Así que decidí llevarla a nuestro hogar y cuando llegamos le di el resto del asado que cocinaste la noche pasada, pero que no quisiste porque tenías miedo de subir de peso“.

“Luego le ofrecí usar nuestra ducha para que pudiera bañarse y entrar en calor. Tiré sus harapos y le di los pantalones de diseñador que compraste, y nunca usaste porque pensabas que te hacían que tu trasero se viera gigante”.

“Luego le di la ropa interior que te compré para nuestro aniversario. Nunca la usaste porque pensabas que era muy cursi”.

“Le di la sexi blusa que mi hermana te regaló para navidad. Nunca la usaste porque una persona en el trabajo tenía exactamente la misma”.

Paró para tomar un largo respiro y continuó.

“Estaba tan agradecida por mi ayuda y generosidad. Cuando la llevé a la puerta para despedirme, se dio vuelta y me preguntó: ‘¿Tienes algo más que tu esposa no quiera?’”.

Ups, lo hice otra vez.